cuentos para niños con moralejas y enseñanzas

Otro blog blog.terra.com.co más

Octubre 22, 2010

El gato Barnabé y las locuras de la momia Neferi

El gato Barnabé vuela en su sombrero invisible

El gato Barnabé vuela en su sombrero invisible

El verano pasado Barnabé, la bruja Paloma y todos sus amigos fueron a la playa Encantada donde siempre brilla el sol, la arena es de color dorada y el agua del mar es azul cristalino.
¡Viva! ¡Viva! ¡A mí me encanta la playa! ¡Me encanta la playa! – Parloteaba  Peter el lorito pirata revoloteando de un lado a otro.
¡Yo adoro el sol! – Afirmó saltando de puntitas sobre la arena caliente Lucecita el hada de las sonrisas - ¡Uich…Uich…me quemo…me quemo…!

El hada de las sonrisas de paseo en la playa

El Hada de las Sonrisas en Playa Encantada

¡Por los bigotes de un marrano! – Exclamó Vicente lanzándose al mar y bañando a todos con su trompa -¡Jua, jua, jua, jua! ¡No hay nada mejor que un fresco chapuzón!
¿Quieren hacer algo realmente divertido? – Preguntó Barnabé flotando sobre el mar en su sombrero invisible.
¡Si, si, si, si, si! – Contestaron todos a la vez.
¡Entonces construyamos castillos de arena! – Propuso  el gato Barnabé.

¡Hagamos también barcos y toboganes! – Insistieron las gallinas Lola y Luna mientras se deslizaban por el cuello de la jirafa Florina – ¡No,  mejor una pista de baile!… ¡No, mejor hagamos  una gran fiesta con arena!….Cloc, cloc, cloc.
¡Ham, Hum!… ¿de qué hablan? – interrumpió Florina, la jirafa, totalmente despistada.
Si dejaras de usar esos audífonos por un momento sabrías de qué estamos hablando Florina – ronroneó amablemente el gato Barnabé.
A diferencia de todos, la momia Neferi, no estaba de acuerdo con hacer castillos de arena, ni barcos, ni toboganes, ni mucho menos pistas de baile. ¿Saben porque?…pues porque Neferi es la más perezosa de todas las momias que conozco.
¡No, no, no! ¡Yo no quiero hacer castillos! – Resongó la momia con cara de pocos amigos – prefiero tomar el sol y beber una granizada de aullidos con telarañas aunque…ya no las hacen como antes.
Entonces a la bruja Paloma se le ocurrió una idea para que la momia dejara a un lado su pereza:
¡Aquel que logre hacer el mejor castillo de arena recibirá un premio muy especial! – les dijo a todos.
¡Juuumm!…Con que un premio muy especial… - pensó la momia Neferi

¿Qué es, Que es? – Preguntó Lucecita con curiosidad - ¡por favor Paloma…dinos!

¡Es una sorpresa! – Le respondió la bruja – lo mejor de todo es que el ganador podrá compartir su premio si así lo quiere.
¡Entonces yo haré el mejor castillo! – Exclamó Neferi – ¡así que prepárense porque yo seré la ganadora!
¡Eso está por verse! – dijo Lucecita mordisqueando su varita – ¡ups!…volví a confundir mi varita con un caramelo…
¡Bien amigos!… ¡comencemos! – Exclamó  Barnabé sacando de su sombrero palas y  cubetas para todos.
Todos comenzaron emocionados a hacer sus castillos de arena, pero la momia Neferi planeaba hacer otra cosa.

La momia Neferi en Playa Encantada

La momia Neferi en Playa Encantada

Ji, ji, ji – rió Neferi en voz baja – tomare prestada la varita mágica de Lucecita y hare el mejor castillo del mundo sin ningún esfuerzo…ji, ji, ji, ji….y sin que nadie se dé cuenta.
Cuando Neferi tuvo la varita en sus manos la agitó diciendo: Varita, varita quiero para mí un hermoso  castillo de arena con balcones, ventanas y puertas.
Y ¡Pum!… ¿saben que apareció sobre la arena de la playa?… ¡un inmenso Frankestein vestido de santa!… ¿Lo pueden creer?

Frankestein aparece en Playa Encantada

Frankestein aparece en Playa Encantada

¡Que le sucede a esta tonta varita! – Gruñó Neferi moviéndola con insistencia - ¡Ah!… ¡ya se!… ¡quizás esas no eran las palabras mágicas!  – pensó.
Neferi agito nuevamente la varita diciendo: Varita mágica, tú que eres la más bonita quiero para mí un hermoso castillo de arena con balcones, ventanas y puertas.
Y ¡Pum!… ¿saben que sucedió esta vez?… ¡apareció Frankestein en traje de baño y con unos patines en línea!… y como Frankie no sabía patinar… ¿se imaginan en que terminó?…pues en un completo desastre.
¡Todos a Correr! ¡Todos a correr! ¡Correr! ¡Correr! – parloteo Peter con ojos saltones.
¡Por las verrugas de Saturno! – Gritó Vicente a toda marcha - ¡surfista con patines y sin frenoooos!
¡Sálvese quien puedaaa…..! – alerto Barnabé.
Pero ya era tarde y ¡Pum!, el pobre Frankie  derribó todos los castillos dejando a todos cubiertos de arena.
Cof…Cof…Cof… - tosía Gusanito sin parar.

Frankestein aparece en Playa Encantada

Frankestein aparece en Playa Encantada

Tuff… cruk … ¡tenemos arena en los oídos!…¡y en el pico!…¡y en todas las plumas! – cacarearon las gallinas Luna y Lola.
¿Alguien vio la placa del camión? – pregunto Florentina la jirafa que estaba patas arriba.
¿De donde apareció este bañista chiflado? – remilgó Lucecita sobre la gran panza del elefante Vicente.
¿Qué está sucediendo aquí? – Preguntó la bruja Paloma desconcertada - ¿Alguien me puede explicar?
¡Intento detener a frankesteeeein! – gruñó la momia Neferi colgando de un brazo de Franky – pero me temo que es imposibleeee…. Y ambos fueron a parar al mar.
¡Ufff!… ¡al fin se detuvo!… - suspiró cansada la momia con el agua hasta el cuello.
Neferi – dijo la bruja – presiento que tú tienes algo que ver con este alboroto.
Eeeh, pepepero…queque hago aaaquí – decía el pobre Frankestein - ¿Cococomo… Como aparecí aaaquí…eeen playa  eeencatada? – tartamudeo.
Lo siento…todo es mi culpa… confesó Neferi bajando la cabeza – tome sin permiso la varita de Lucecita para construir un castillo pero todo salió muy mal.
¡OooooooH! – murmuraron todos sorprendidos.
¿Por qué lo hiciste? – preguntó Barnabé.
¡Porque nunca antes he ganado un premio! – Dijo tristemente – ¡solo quería saber lo que se siente ser un ganador!
Para ganar debes tener confianza en ti misma Neferi – dijo la bruja –  y aún más importante que ganar es intentarlo una y otra vez, y sentirte orgullosa de ello.
De eso no hay duda – suspiró Neferi.
¡No estés triste Neferi! – Dijo Barnabé – Todos debemos aprender de nuestros errores.
¡Construyamos juntos un castillo! ¡Construyamos juntos un castillo! – parloteó Peter sin parar.
¡Sí! ¡Un gran castillo! – insistió Lucecita saltando y mordiendo su varita.
¡Qué gran idea! – afirmó Barnabé
Entre todos construyeron un inmenso castillo, con muchos balcones, ventanas y puertas. Todos se sintieron muy orgullosos y felices pues lo hicieron ellos mismos.

FIN

Mónica Flórez

Agosto 25, 2010

Cuento infantil : El gato Barnabé, Gusanito y el Lobo egoista

Gato Barnabé y Gusanito

Gato Barnabé y Gusanito

El gato Barnabé, Gusanito y el lobo egoista

Una mañana el gato Barnabé encontró a su amigo Gusanito muy pensativo en la orilla del rio:

¿Que te sucede Gusanito? - preguntó Barnabé

¡Necesito cruzar el rio! - respondió - ¡pero no sé cómo hacerlo!

¡Tengo una idea! - exclamó Barnabé - cerca de aquí vive el lobo Justin, el tiene un bote y quizas pueda llevarte al otro lado del rio.

Pero el lobo Justin es muy egoista y siempre esta de mal genio - afirmó Gusanito - seguramente no querra llevarme en su bote.

Eso es verdad… - dijo Barnabé - pero…podemos intentar hablar con él.

Humm…muy bien - dijo Gusanito

Barnabé y Gusanito caminaron hasta la casa del lobo, ese día descansaba bajo la sombra de un árbol en la orilla del rio.

¡Señor Justin! ¡Señor Justin! - llamó Gusanito al lobo - Por favor… ¿puede usted llevarme en su bote al otro lado del rio?

¿Qué estas pensando gusano? - gruñó el lobo - ¿Como te atreves a despertarme?

¡Oh!…¡lo siento mucho señor Justin!…la verdad no era mi intención…- murmuraba Gusanito cuando fué interrumpido por el lobo.

¡Si!, ¡ya sé lo que dirás! - dijo el lobo en voz alta e imitando a Gusanito - “¡No era mi intención despertarlo señor Justin!”…pues de nada sirven tus disculpas porque ya estoy despierto y de muy mal genio.

El lobo Justin

Gusanito estaba tan asustado de ver al lobo tan enfadado que se le enredo la lengua y no pudo volver a decir ni una sola palabra, por lo que el gato Barnabé decidió intervenir en favor de sus amigo.

Por favor señor Justin - insistió Barnabé - ¿puede usted llevar a mi amigo Gusanito al otro lado del rio?

¡No puedo! - gruñó el lobo Justin

Por favor - insistió nuevamente el gato

¡No, no, no y mil veces no! - gritó el lobo

¡Señor Justin, su mal genio lo meterá en problemas algún día! - afirmó el gato Barnabé - mi amigo Gusanito le ha pedido disculpas y yo le he pedido el favor de llevarlo al otro lado del rio, no entiendo porque te enfadas y nos niegas tu ayuda.

¡Estoy muy ocupado…descansando! - gruñó el lobo - ¡naden ustedes mismos hasta la otra orilla, perezosos! - rió a carcajadas.

Barnabé y Gusanito partieron muy tristes por las duras palabras del lobo Justin, ellos no podían cruzar el profundo rio pues Gusanito era muy pequeño y Barnabé no sabía nadar.

¡Que lobo tan grosero! - afirmó Gusanito

¡y egoista! - añadió Barnabé

Hoy es el cumpleaños de mi amiga Dora, la ardillita dorada - se lamentó Gusanito - si no logro cruzar el rio no podre visitarla…

Lo siento amigo mio - dijo Barnabé - pero no te preocupes, debe existir otra manera de cruzar el rio, solo debemos pensar…

Pero en ese instante unos gritos de auxilio que venían desde el rio llamaron la atención de ambos, quienes corrieron a investigar.

¡Oh no!, ¡es el lobo Justin! - exclamó Barnabé

¡Su bote se ha hundido! - gritó Gusanito

¡Auxilio! ¡auxilio! ¡auxilio!… - gritaba el lobo con desesperación mientras manoteaba en el agua - ¡No sé nadar!…¡Salvenme por favor!…

Barnabé recordó un hechizo de su amiga la bruja buena, y sin dudarlo un instante dijo unas palabras mágicas convirtiendo a Gusanito en una gran serpiente marina.

Gusanito, ahora convertido en una serpiente marina muy grande, entró al agua que ya no parecía tan profunda, nadó rapidamente hasta donde se hallaba el lobo ya casi ahogado y lo rescató llevandolo hasta la orilla.

El lobo Justin se recuperó del susto poco a poco, pues estaba muy agotado porque había tragado mucha agua, y con voz muy debil susurró: “Gracias por salvarme…ahora soy yo quien les pide disculpas…he isdo un lobo malo, egoista y malgeniado…¿como puedo pagarles?”

¡Un favor no tiene precio! - contestó Barnabé - debes reconocer tus errores y aprender de ellos, por fortuna para ti ya te has dado cuenta de cuales son.

¡Corrige tu mal genio y no seas tan egoista! - añadió Gusanito - debes compartir con los demás y ayudar a los que estan en problemas.

A partir de ese día el lobo Justin no volvió a ser el mismo, ahora compartía y ayudaba a los demás sin esperar nada a cambio, comprendió que en cualquier momento uno puede necesitar de los favores de los demás.

Aquel día, Gusanito convertido en serpiente marina, pudo cruzar el rio facilmente, y llegar a la fiesta de cumplaeños de Dora la ardillita dorada.

Gusanito cruza el rio convertido en serpiente marina

Gusanito cruza el rio convertido en serpiente marina

FIN

Mónica Flórez

Agosto 11, 2010

¡Hola mundo!

Welcome to blog.terra.com.co. This is your first post. Edit or delete it, then start blogging!

criado por moniquinfl    12:40 am — Categoría: Sin categoría

Agosto 10, 2010

El gato Barnabé

<!– /* Font Definitions */ @font-face {font-family:”Cambria Math”; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:1; mso-generic-font-family:roman; mso-font-format:other; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:0 0 0 0 0 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-520092929 1073786111 9 0 415 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:”"; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:”Calibri”,”sans-serif”; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”; mso-bidi-theme-font:minor-bidi;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:”Times New Roman”; mso-bidi-theme-font:minor-bidi;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10.0pt; line-height:115%;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:”";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

El gato Barnabé y las gallinas bailarinas

Barnabé es el gato de una bruja buena, sabe de algunos hechizos y con ellos intenta ayudar a sus amigos.

Barnabé y las gallinas bailarinas

Barnabé y las gallinas bailarinas

Una mañana Barnabé encontró a las gallinas, Luna y Lola

¿Qué hacen mis queridas amigas?” – preguntó Barnabé

“¡Practicamos unos pasos de baile! – respondió Luna”

“¡Queremos ser las mejores bailarinas del mundo! – añadió Lola”

Pero mientras bailaban, Lola cayó al piso y Luna rió y rió y rió a carcajadas de su amiga, lo que molesto mucho al gato Barnabé.

“¡Eso no gracioso Luna¡ – dijo Barnabé – no está bien burlarse de los demás y mucho menos de tu amiga Lola”

“¡Es que Lola baila muy mal! – afirmó Luna - creo que nunca logrará ser una buena bailarina “

Pero a Lola no le importaron las duras palabras de Luna y siguió practicando sus pasos de baile, y aunque cayó una y otra vez, Lola volvió a levantarse.

Con el tiempo Lola se volvió una buena bailarina y por eso Luna estaba un poco celosa, de tal manera que un día decidió hablar con Barnabé al respecto.

“Barnabé, si eres realmente mi amigo debes ayudarme a ser la mejor bailarina del mundo – exclamó Luna”

Muy bien…pero… ¿Cómo puedo ayudarte? – preguntó Barnabé

Dile a la bruja buena que haga un hechizo para que yo pueda bailar mucho mejor que Lola – respondió Luna.

No puedo hacer eso – afirmó Barnabé – los hechizos no deben usarse para satisfacer deseos propios, además no es bueno sentir celos de tu amiga Lola, deberías estar orgullosa de ella y de todo el esfuerzo que ha hecho para ser tan buena bailarina.

Es verdad – murmuró Luna – me siento avergonzada por mi comportamiento

Practica con esmero todos los días y seguro lograras ser tan buena como ella - añadió Barnabé

Entonces Luna siguó el consejo de Barnabé y practicó y practicó los pasos de baile hasta que logró ser tan buena bailarina como Lola.

Luna le pidió disculpas a Lola por haberse burlado de ella y desde entonces ambas  se convirtieron en las mejores bailarinas, se hicieron famosas y fueron amigas para siempre.

FIN

Mónica Flórez

criado por moniquinfl    8:20 pm — Categoría: Sin categoría — Tags: , , , , , , ,

Report abuse Close
Am I a spambot? yes definately
http://cuentosconmoralejas.blog.terra.com.co
 
 
 
Thank you Close

Tu denuncia ha sido enviada.

La misma será procesada para tomar las medidas correctas. Esperamos que continues participando y haciendo crecer al servicio de Terra Blog.